Gracias a la colaboración de las dos principales asociaciones etnográficas de Almoradí, la “Peña Huertana Los Santicos de la Piedra” y la “Agrupación Huertana del Bajo Segura”, se ha realizado en la parcela del futuro Centro de Visitantes del Ecomuseo de Almoradí -frente a la Ciudad Deportiva- un primer corte de alcachofas de las diferentes variedades plantadas, en un evento organizado por la Concejalía de Turismo, Agricultura y Medio Ambiente.

El proyecto original de plantación, efectuado merced al taller de Empleo en la especialidad de jardinería y a la aportación de la Estación En fase de prueba Agraria de Elche -dependiente de la Conselleria de Agricultura- tenía cómo objetivo la promoción de esta hortaliza con vistas al próximo Congreso de la Alcachofa -la séptima edición-, sosprechado para este mes de marzo.

La voluntad inicial del Municipio era poner en marcha el ecomuseo que ha recuperado una vieja casa de la huerta y una balsa de cáñamo al lado del corte de la alcachofa. Algo que va a impedir la crisis sanitaria.

“Lamentablemente, la situación conocida por todos de la pandemia, nos ha obligado a anular tanto el evento de qué manera la mayoría de ocupaciones organizadas en torno al mismo. Es por esto que este primer corte, y los que puedan realizarse más adelante, van a ser entregados en fresco a los más desfavorecidos, específicamente a las familias usuarias del Banco de Alimentos, dependiente de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Almoradí.

De momento, el corte de alcachofas se ha distribuido a 40 familias. Se efectuará otro dentro de quince días hasta lo que den de sí algunas de las variedades tardías plantadas en las cuatro parcelas municipales del ambiente del nuevo espacio museístico.

La rehabilitación de la vivienda clásico de la huerta y la balsa de cáñamo está terminada. El Ayuntamiento tenía previsto hacer encajar la apertura de este nuevo espacio cultural que propagará las ráices de la economía y modo de vida de los vecinos de Almoradí en el mes de marzo, ya que la obra está terminada y solo resta adecuar la exposición museográfica. Sin embargo, la crisis sanitaria va a postergar esta puesta en marcha.