Invernaderos del sur de Europa, líderes en la producción y exportación de pepinos

Invernaderos del sur de Europa, líderes en la producción y exportación de pepinos

El cultivo de pepino en Almería y la costa de Granada se exporta prácticamente de forma exclusiva.

4455

Este mes de mayo se cumple una década de lo que erróneamente se denomina “crisis del pepino”, un conflicto que movilizó a un país para defender no solo la honestidad de la agricultura sino más bien también la imagen de la marca de españa y la seguridad y calidad de sus artículos. Como se ha dicho, los pepinos españoles no tienen nada que ver con esta crisis, pero utilizando este aniversario, hay que tener en consideración que los pepinos son una verdura de valor nutricional para dietas hipocalóricas y prácticas de hermosura.

España, principal productor y exportador de pepinos

Con un total de 775,9 millones de kilos, España es el mayor productor de pepinos de Europa. El 82,5% se cultiva en invernaderos solares en el sur de España en Almería y en la costa de Granada en una área de 5.900 hectáreas. Pero, curiosamente, esta hortaliza no es profeta en su país porque se exporta prácticamente en su totalidad. De las 639.726 toneladas de pepino obtenidas en invernaderos del sur de España durante la campaña anterior, el 92% se destinó a la exportación, primordialmente a Alemania, Enorme Bretaña y Francia.

Los cultivos de pepino son típicos de climas donde las temperaturas diurnas están entre 20 ° C y 30 ° C. Gracias a la temperatura permanente y moderada a lo largo de todo el año, la costa argelina de Granada es la mejor zona de cultivo de Europa. “Esto quiere decir que no hace falta calefacción ni iluminación artificial para que las plantas crezcan, solo los fotones del sol”, explica Francisco Góngora, presidente de Hortiespaña. Los invernaderos solares también se caracterizan por priorizar el control biológico sobre el uso de plaguicidas y por cumplir con rigurosos sistemas de certificación “, que garantizan la trazabilidad y calidad de los alimentos en todas y cada una de las etapas de producción, tal como la sostenibilidad. Actividad y trabajo. Durante la cadena de valor. ”, Afirma Góngora.

Variedades mucho más cultivadas y consumidas

En Almería y Granada se cultivan tres variedades, que paralelamente son las más consumidas en Europa. Por un lado, contamos el pepino “holandés”, cuyo nombre se acuñó por su origen, por el hecho de que esta pluralidad fue importada de Holanda hace tres décadas. Se distingue por su gran tamaño (tiene unos 30 centímetros, aunque puede llegar a los 40), es muy recto, de color verde, sin espinas y con una piel suavísima, lo que deja que se coma con la piel. Es un pepino ligerísimo y dulce. Esta variedad se cultiva con una mayor frecuencia en invernaderos, aunque la enorme mayoría se destina a la exportación.

La variedad de pepino mucho más consumida en España es la “de españa” y se diferencia en tamaño holandés (máximo 15 cm), aspereza de la piel y sabor amargo. Las muestras más pequeñas se usan por norma general para pepinos. Después de todo, el tipo “francés” mide entre 15 y 20 centímetros de altura y asimismo tiene la piel áspera que hay que mondar antes de consumir.

Aparte de estas variedades y en la tendencia de las mini-hortalizas gourmet, el cultivo de mini pepinos ha crecido exponencialmente en los últimos años, que se caracterizan por una textura delicada y jugosa y un sabor dulce y sabrosísimo. Esta modalidad es perfecto para el consumo como snack y es muy aceptada por los niños.

Fuente: frutos de Valencia.

25 de mayo de 2021 –

Fuente Ver artículo original en Agroprecios

Send this to a friend